fbpx

5 claves para dejar de ser sólo un jefe y convertirte en un buen líder

Escrito por | 21 de mayo de 2020

Hablar de liderazgo es hablar de un sinfín de cualidades psicológicas y sociales que determinan a un buen líder. Sin embargo, muchas veces, es muy fácil confundir un jefe con un líder, ya que muchos dan por hecho que tienen las mismas características, capacidades y esencia, aunque no sea así.

Un jefe, sólo dirige ciertas actividades de trabajo, mientras un buen líder, no ejerce autoridad, esta persona busca guiar y organizar grupos para que estén en la misma sintonía y consigan éxito en conjunto.

Ten en mente que el liderazgo es un instrumento de cambio, progreso e innovación social. Si a ti te gustaría desarrollar las habilidades que hacen a un líder, éstas son algunas recomendaciones de las aptitudes que te ayudarán a lograrlo:

1. Conoce a los integrantes de tu grupo

Averigua todo lo que les motiva, sus miedos, creencias, problemas, etc., y ten empatía con ellos. Es necesario que comprendas el contexto en el que viven y que tú sepas cuál será la mejor manera de animarlos y hacer las cosas. Inspíralos y crea una conexión que los lleve al éxito.

2. Sé creativo

Al momento de resolver problemas. Innovando, utilizando tu imaginación y creando nuevos pensamientos en tu grupo, podrás perfeccionar sus habilidades para que cada uno contribuya con su sello personal a lograr los objetivos.

3. Comunica claramente

Comunica a los demás la visión que tienes y demuéstrales que el plan que tienes es favorable.

4. Gánate la confianza del grupo

Que sientan tu apoyo. Estar al servicio de los demás, reconocer sus esfuerzos y recompensar los éxitos, hará que cada vez más, tengan mejores resultados gracias a que la energía y el potencial de cada uno se fusiona.

5. Siempre busca mejorar

La exigencia para lograr altos objetivos y cumplir retos más grandes, es esencial para sacar lo mejor del equipo y que cada uno crezca profesional y personalmente.

Todo esto, lleva un proceso, paciencia y aprendizaje. Los cambios y logros se notarán conforme tu crecimiento se vaya destacando. Recuerda, que, no necesitas ser jefe o tener una jerarquía muy alta para obtener lo resultados deseados.

Comprométete y ten una gran actitud ante lo nuevo y diferente. Transmite a los demás, la seguridad, confianza, optimismo y esperanza para ganar.

Investiga y comparte de tus conocimientos no solo para sobresalir, si no para hacerte un lugar en la organización como referente de tu trabajo. Haz uso de las mejores prácticas de la industria y de herramientas que faciliten no solo tu trabajo, si no el de tus compañeros y colaboradores.

¿Necesitas ayuda para definir los OKRs de tu empresa?

Agenda una sesión gratuita de 30 minutos dónde a través de video llamada te explicamos los principales componentes y aclararemos todas tus dudas.

Agenda ahora