fbpx

Usar un enfoque de Design Thinking para definir tus OKRs

Escrito por | 10 de agosto de 2020

¿Alguna vez habías pensado en aplicar Design Thinking al proceso de definición de tus Objetivos y Resultados Clave? Resulta que al hacerlo te puede traer muchos beneficios; te decimos por qué.

La metodología de Design Thinking es un proceso que usualmente siguen los diseñadores de productos para entender y dar soluciones a necesidades reales de un usuario, sin embargo su aplicabilidad hoy en día es básicamente infinita.

El éxito de esta metodología se basa en que a lo largo de sus diferentes etapas de diseño, siempre se mantiene al usuario como el centro del todo y es por eso que habrá un mayor número de posibilidades de obtener un resultado será exitoso. 

Si bien en la metodología se pueden seguir una serie de fases consecutivas hasta conseguir un resultado, en este caso compartiremos contigo  algunas técnicas que puedes implementar con tu equipo y les serán de gran utilidad al momento de definir sus OKR.

Define tus OKR pensando en tu usuario

Existe una primera fase llamada “empatía” y de igual forma que lo hacen los diseñadores al momento de crear un producto, hay que pensar en nuestro usuario al momento de definir nuestros OKR.

De esta manera tenemos una comprensión del comportamiento y necesidades del cliente y por lo tanto sabremos con claridad qué mejoras se pueden realizar en los productos y servicios que ofrecemos e incluso expandir esa cartera de opciones.

Una característica importante al aplicar Design Thinking es el uso de una gran variedad de técnicas con un gran contenido visual y lúdico que dan rienda suelta a nuestra creatividad, para ello te recomendamos aplicar los siguientes ejercicios junto con tu equipo y conocer bien a tu cliente.

Si es la primera vez que los utilizas; puedes encontrar múltiples referencias en internet tales como:

  • Mapa de empatía
  • User persona
  • Journey Map
  • Pruebas de usabilidad

Finalmente usa los hallazgos para definir los OKR del siguiente trimestre. Encontrarás información muy valiosa y lo más importante será que realmente la tomes en cuenta.  Si sale algo que no es una prioridad del trimestre, no descartes esa información y guárdala para más tarde. 

Haz de la etapa de definición un momento “divertido”

Al hablar de Design Thinking lo primero que se les viene a la mente a muchas personas es una pared repleta de post-its, este es un recurso muy utilizado durante la mayoría de los ejercicios, pero el proceso es mucho más que sólo pegar notas por todos lados.

Existen varios ejercicios de ideación utilizados en esta metodología que les facilitará a ti y a tu equipo el momento de definición de sus OKR. 

En este punto te recomendamos que intentes cambiar el formato de las reuniones de definición de los OKR habituales por algo más dinámico con alguno de los siguientes ejercicios de ideación. 

Cada uno tiene ciertas reglas que puedes considerar, pero en general serán bastante sencillas de aplicar y tendrán como resultado un mayor número de ideas, más diversas e incluso más ingeniosas. Puedes aplicar cualquiera de estos ejercicios tanto para definir los Objetivos como los Resultados Clave.

Comienza a generar los OKRs para tu organización ahora mismo.

Un espacio seguro donde correr riesgos es una ventaja. Define iniciativas de forma colabortiva con un enfoque de diseño y sistemático.

Pruébala ahora